5 tendencias digitales en la educación

 

Las nuevas oportunidades y desafíos dentro del mundo académico están transformando la educación. Es importante conocer y reconocer cuáles son aquellas a las debemos estar atentos.

 


 

A través de la transformación digital y el auge de la tecnología educativa, los maestros han comenzado a realizar cambios drásticos en la manera de enseñar, evaluar y en la forma en la que se comunican con su entorno.

 

Los educadores de todos los niveles se están dando cuenta de los beneficios de la tecnología en las aulas. A través de la transformación digital y el auge de la tecnología educativa, los maestros han comenzado a realizar cambios drásticos en la manera de enseñar, evaluar y en la forma en la que se comunican con su entorno. Estas tendencias están en el top of mind de las conversaciones alrededor de la educación, pues están impactando en el aprendizaje de los estudiantes.

Herramientas como Blockchain, Gamificación, Aprendizaje adaptativo, Realidad Virtual e Inteligencia Artificial y las tecnologías colaborativas, son una realidad, que hoy, las instituciones de educación tienen que afrontar creativamente para permanecer relevantes en entornos cada vez menos predecibles.

La adopción de la tecnología en la educación es un proceso sin vuelta atrás, y como parte de la cultura de la innovación educativa, es fundamental utilizar estas soluciones para preparar a las nuevas generaciones con las herramientas que serán indispensables en los ámbitos laborales del futuro.

Veamos de qué se tratan estas tendencias digitales y sus beneficios:

 

1. Blockchain

Al utilizar un Blockchain público para emitir certificados, cada usuario tiene una certificación digital firmada única, por lo que, para que sea verificada, solo tiene que compararse con la firma en el blockchain.


Blockchain (cadena de bloques) “es una forma completamente nueva de documentar datos de una manera inmutable… la información se distribuye a través de libros de contabilidad… y es imposible alterar los datos anteriores gracias al consenso¹”. Gracias a esta tendencia es posible mantener un historial digital personalizado de los alumnos y desarrollar métodos de identificación para aprovechar múltiples aplicaciones educativas de forma sencilla.

Las instituciones educativas actualmente emiten certificados o diplomas en papel, a veces en un formato electrónico que utiliza una infraestructura de clave pública. Estos formatos requieren mucho tiempo y costosos de procesar, especialmente para mantenerlos y verificarlos, requieren la certificación de un tercero y también son propensos a perderse o incluso a destruirse².

Al utilizar un Blockchain público para emitir certificados, cada usuario tiene una certificación digital firmada única, por lo que, para que sea verificada, solo tiene que compararse con la firma en el blockchain. Los certificados se almacenarán de forma segura y permanente, lo que protege al usuario en caso de que la institución que lo emitió cierre. Otro beneficio para la validación de terceros proviene de la solución del problema de emisión de la certificación de la organización educativa, ya que no necesitan más recursos para confirmar su validación a otros, ya que pueden hacerlo ellos mismos con esta tecnología³.

 

2. Gamificación
Se trata de usar el juego como herramienta de enseñanza que busca incentivar la automotivación y el autoaprendizaje. Gracias a la popularidad de los videojuegos, este tipo de aprendizaje gana terreno en las metodologías de formación debido a su carácter lúdico, que facilita la interiorización de conocimientos de una forma más divertida, generando una experiencia positiva en el usuario.

 

La clave de Gamificación es la forma de recompensar al usuario en función de los objetivos alcanzados. Algunas de las herramientas o procesos digitales más utilizadas son las siguientes: Acumulación de puntos, escala de niveles, premios, desafíos, misiones, etc.

 

3. Aprendizaje adaptativo
Por aprendizaje adaptativo entendemos toda iniciativa pedagógica basada en las necesidades educativas de cada alumno, como estudiante y como ser humano. De este modo, el aprendizaje adaptativo permite que cada alumno alcance los conocimientos exigidos en cada curso a su propio ritmo, convirtiéndose así en un sistema pedagógico capaz de dar una atención personalizada al mayor número de alumnos posibles en entornos que, en muchos sentidos, son cada vez más diversos y plurales.

Por su capacidad para almacenar y cotejar información, las TIC permiten la creación de rutas de aprendizaje específicas para cada alumno, combinando datos generados por la actividad del alumnado con información estadística y generando patrones y respuestas predefinidas a partir del estudio del grado de eficiencia y frecuencia con la que el estudiante complementa sus tareas. Además, y debido a su naturaleza en línea a través de Internet, el aprendizaje adaptativo digital del siglo XXI es capaz de mejorar como programa pedagógico, afinando sus estadísticas cuanto más uso le den los estudiantes que lo utilicen.

 

Esta tendencia ya está revolucionando el aprendizaje tal como lo conocemos al permitir rutas de aprendizaje individualizadas, personalizadas y no lineales que se ajustan a las necesidades individuales.

 

Esta tendencia ya está revolucionando el aprendizaje tal como lo conocemos al permitir rutas de aprendizaje individualizadas, personalizadas y no lineales que se ajustan a las necesidades individuales. En 2020, esperamos ver la perfección y la optimización del aprendizaje adaptativo que permita la curación de pistas de aprendizaje individuales en tiempo real. Esperamos ver más evidencia del impacto, la escalabilidad y el retorno positivo de la inversión (ROI) de cómo los sistemas de gestión de aprendizaje (LMS) que proporcionan aprendizaje adaptativo han aumentado la eficiencia y la participación en los programas de aprendizaje corporativo. 

 

4. Realidad virtual aumentada e Inteligencia Artificial (IA)
En pleno auge de los lentes de realidad virtual (RV), generalmente en áreas relacionadas con el entretenimiento y el ocio, no sorprende el surgimiento de iniciativas con una finalidad pedagógica, profundizando en el llamado Aprendizaje Inmersivo, que mediante simulaciones puede crear experiencias virtuales de aprendizaje significativo, y aporta interesantes opciones como la clase a distancia, en la que docente y estudiantes comparten un espacio virtual.

 

La incorporación de las tecnologías de RV en las experiencias educativas permite a los alumnos participar como si se encontrasen en la vida real, lo que facilita la aplicación y retención de los temas estudiados.

 

RV es una simulación generada por ordenador de un entorno con el cual una persona puede interactuar, manipular  objetos o realizar diversas acciones. Para los alumnos que prefieren el aprendizaje visual y personas con dificultades de aprendizaje, la RV proporciona un medio alternativo. La incorporación de las tecnologías de RV en las experiencias educativas permite a los alumnos participar como si se encontrasen en la vida real, lo que facilita la aplicación y retención de los temas estudiados.

 

Permiten mejorar los resultados en el aprendizaje como las plataformas online para el autoaprendizaje, los software de conversación inteligentes (chatbot) y la robótica educativa.

 

“La IA transformará profundamente la educación”, declaró Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO. “Se van a revolucionar los métodos de enseñanza, las formas de aprender, de acceder al conocimiento, de capacitar a los docentes”. La IA tiene un fuerte potencial para acelerar el proceso de consecución de los objetivos globales de educación mediante la reducción de las dificultades de acceso al aprendizaje, la automatización de los procesos de gestión y la optimización de los métodos que permiten mejorar los resultados en el aprendizaje como las plataformas online para el autoaprendizaje, los software de conversación inteligentes (chatbot) y la robótica educativa

 

5. Tecnologías colaborativas
Las tecnologías colaborativas han transformado la forma en que interactúan el profesor y sus alumnos, para aprender unos de otros. Y este cambio implica replantear el diseño y uso de los espacios físicos de aprendizaje, tales como aulas, auditorios y bibliotecas.

Estamos hablando de espacios de trabajo inmersivo. Ecosistemas de trabajo colaborativo cuyo principal motor es la realidad virtual, aumentada y mixta. Se accede a través de visores especiales que ofrecen una solución para reuniones en las que se cuenta con la información y archivos de manera natural para tener así una solución más profunda.

Los profesores y alumnos se encuentran en un espacio virtual diseñado específicamente para la clase donde se lleva a cabo la interacción, colaboración y el aprendizaje activo, proporcionando experiencias de aprendizaje en contenidos de aplicación real.

Hay una multitud de posibilidades para facilitar el aprendizaje colaborativo, un enfoque didáctico con grandes ventajas para los estudiantes. Por ejemplo, un blog puede convertirse en un diario de trabajo perfecto para registrar cada avance, el chat es un método de comunicación rápido y eficaz para opinar u organizarse, y un wiki permite mostrar los resultados del trabajo de manera organizada y sencilla. Además, hay entornos especialmente diseñados para trabajar de forma colaborativa y aplicaciones que permiten hacer lluvias de ideas online, crear murales cooperativos o establecer calendarios compartidos.

 

Si eres directivo o coordinador en una institución educativa o tienes acceso a una persona con capacidad de decisión. Llena el siguiente formulario y solicita acceso gratuito a nuestra plataforma de aprendizaje digital.

TOP