¿Qué tipos de cuestionarios adaptativos hay disponibles para evaluar en línea?

Los cofundadores de CanopyLAB, Christian Skræm Juul Jensen y Sahra-Josephine Hjorth hablan sobre sus experiencias y nuevas tendencias relacionadas con la educación.

¿Qué tipos de cuestionarios adaptativos puede utilizar para evaluar en línea? 

Antes de mostrarte los diferentes tipos de cuestionarios adaptativos, recordemos qué es el aprendizaje adaptativo, para que todos estemos en la misma página.

El aprendizaje adaptativo, conocido también como individualizado, personalizado y no lineal. La mayoría de las veces, se utilizan diferentes herramientas tales como cuestionarios para medir lo que el estudiante entiende, lo que puede entender con ayuda, y lo que no entiende. Luego, una plataforma (usando algoritmos y diagnósticos súper complicados) selecciona materiales y ejercicios personalizados para cada estudiante.

La base teórica de la mayoría de las plataformas de aprendizaje adaptativo es la Zona de Desarrollo Próximo (ZPD) de Lev Vygotsky, psicólogo y constructivista social soviético. En el amplio mercado de las plataformas de aprendizaje, veremos que la mayoría de sus cuestionarios se basan en estos tres principios.

 

 

 

Por ello, en este blog te explicaremos cada uno de los tres formatos más eficientes  se encuentran en nuestra plataforma de aprendizaje social:

  1. Formato de repetición
  2. Formato de dificultad
  3. Formato de confianza

 

1. Formato de repetición

Este es un cuestionario en el que luego de resolver todas las preguntas, los estudiantes pueden ver sus resultados: las preguntas en las que se equivocaron y en las que acertaron, en un patrón circular. Las plataformas de aprendizaje virtual tienen diferentes variaciones de este formato. El de CanopyLAB fue lanzado en noviembre de 2019.

¿Cómo se usa?
El formato de repetición permite al usuario intentar una y otra vez hasta que responda correctamente todas las preguntas. Es una buena técnica de práctica para los estudiantes, ya que les da más oportunidades de encontrar las respuestas correctas, además de entender las preguntas que ya han respondido correctamente. Un ejemplo de este tipo de formatos lo puedes encontrar en aplicaciones de aprendizaje como Duolingo.

 

2. Formato de dificultad

En general, los cuestionarios adaptativos sirven para que los estudiantes practiquen lo aprendido a través de preguntas que se adaptan a su nivel de habilidad. En los cuestionarios con formato de dificultad los estudiantes pueden subir o bajar sus niveles según su capacidad para responder correctamente. Este proceso no es visible para ellos, solo pueden ver las preguntas que se les hagan y no el nivel en el que se encuentran. Esto con la idea de no desanimarlos cuando cometan errores.

El formato de dificultad es más avanzado que el de repetición. Se adapta al nivel del estudiante al ofrecer preguntas más difíciles a un estudiante hábil y preguntas más fáciles a un estudiante con dificultades. El punto de es evitar la fatiga del aprendizaje.

¿Cómo se usa?
La mejor opción es usar este tipo de cuestionario al final de un curso o módulo, una vez que los estudiantes hayan tenido suficiente tiempo de revisar y aprender los materiales. Es importante crear un mínimo de 5-10 preguntas en cada nivel de dificultad, y otros 5 niveles de dificultad. CanopyLAB también cuenta con este tipo de cuestionarios adaptativos. Si quieres saber más, contáctate con nosotros.

 

3. Formato de confianza

El formato de confianza es el más avanzado ya que combina tanto información sobre el nivel de comprensión de los estudiantes a través de los resultados de las pruebas y el nivel de confianza que los estudiantes indican en cada respuesta. De esta manera, intenta proporcionar información más profunda sobre el dominio de una materia. Sin embargo, hay muy pocas investigaciones disponibles que respalden este tipo de formato.

La forma más sencilla de diseñar un cuestionario con formato de confianza es agregar una puntuación de confianza al cuestionario con formato de dificultad. Es decir, pedir a los estudiantes que indiquen su nivel de confianza con la respuesta dada. De esta manera, el nivel de confianza actúa como otro punto de datos que los estudiantes, los profesores y los departamentos de RR.HH. pueden ver y usar.

Comience a crear sus propios cuestionarios adaptativos
¡Solicite una demostración y descubra CanopyLAB hoy!

 

 

Saber más

Artículos relacionados