Hablemos de Educación: La educación a distancia en las universidades con Emma Barrios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En el segundo episodio de nuestro podcast, conversamos sobre los retos de las universidades frente a la educación a distancia, con Emma Barrios, directora corporativa de Educación semipresencial y a distancia de la Universidad Continental del Perú.

¿Quieres escuchar el episodio completo?

Luego del licenciamiento, las universidades deben asegurar su calidad educativa

Emma menciona que “en el contexto de la Ley Universitaria y el licenciamiento, dentro de las condiciones básicas de calidad no te exigían plantearte un ecosistema digital”. Cada universidad ha dependido de su propio criterio para acoger los cambios digitales.

El nacimiento de la modalidad a distancia en la Universidad Continental

Antes de integrar la modalidad a distancia, la Universidad Continental ya contaba con experiencia en educación semipresencial a través del programa “Gente que trabaja” en la Escuela de Posgrado. Existen países alrededor del mundo que como política de estado tienen universidades online como la Open University, la UNED, entre otras.

“La educación a distancia ha sido vista como una oportunidad para acceder a la educación, es decir, democratizar el derecho a la educación dada la complejidad de los países”, indica Barrios. En países como Finlandia que tienen las mejores condiciones en lo que respecta a educación, han implementado este tipo de educación ya que la geografía y las condiciones climáticas del territorio hace que muchas veces los niños no puedan ir a los centros. Esta modalidad se ha encargado de hacer el trabajo de integración y acceso.

La Universidad Continental tenía una ventaja: no haber nacido en Lima. Eso hizo que sea más sensible a la complejidad del país, por ello sabía cómo lograr que los estudiantes sigan creciendo y desarrollándose. “Cuando abrimos esta modalidad, de pronto, tuvimos una acogida sumamente importante porque hay muchas personas que se quedaron fuera del sistema pues la oferta de presencialidad está pensada para personas que estudian a tiempo completo, personas que tienen resueltas muchas condiciones como las económicas: dejar de trabajar para estudiar es un privilegio de un segmento de la población”.

En la región Latinoamérica, existe un problema de abandono de la universidad. En el Perú, solo el 34% de la población accede a la educación, y de ese porcentaje solo un 30% culmina la educación superior. La Universidad Continental está llegando a muy pocos ciudadanos con este modelo educativo pues hay oferta. Este tipo de educación es pertinente para personas que trabajan durante el día y tienen la necesidad de aprender con la mejor calidad posible.

Las ventajas de la educación a distancia en las universidades

La directora corporativa apunta que si bien la tecnología ayuda, ello no resuelve los problemas ya que las instituciones y sus docentes deben conocer al estudiante con el que están comprometidos. Asimismo, señala que existen ventajas sobre los tipos de educación a distancia en las universidades:

  • En el caso de las videoclases, el modelo responde a una determinada demanda porque a los estudiantes les da seguridad tener en vivo a su profesor todas las semanas al menos una hora. En ese momento, el docente y el alumno puede interactuar sincrónicamente.
  • En el caso de las videoclases grabadas, si la clase toca a la seis de la tarde y a esa hora el estudiante está saliendo del trabajo, no se pierde de la clase.
  • En las clases presenciales, el profesor no puede estar atento a todas las interacciones que suceden en el aula. Sin embargo, si el docente trabaja en un aula virtual, puedes ver todas estas interacciones.
    Si en la modalidad de presencialidad, el estudiante no puede colaborar, pasa lo contrario en la virtualidad. La valoración del otro, el trabajo el equipo y la empatía son habilidades reales en una sociedad del futuro y a veces se piensa que nos es posible desarrollarlas en los espacios virtuales.
  • Los espacios virtuales permiten medir interacciones y saber quienes se involucran en el proceso de aprendizaje. El rol del docente cambia completamente, se convierte en un facilitador, una persona que guía el proceso de aprendizaje, y da recursos. La presencialidad comienza a transformarse digitalmente hacia un espacio más virtual para habilitar sensores que nos permitan medir, lo cual nos dará un feedback.

La experiencia del usuario y el aprendizaje efectivo, elementos importantes en la educación a distancia

“Esas son las maravillas que la tecnología nos permite, pero solo conociendo a nuestros alumnos, estudiando muchísimo el comportamiento de ellos en los servicios educativos, en las plataformas, experimentando las cosas que realmente son efectivas. Porque uno para motivar puede poner globos, pero los globos no generan aprendizaje necesariamente”. Es por ello que se debe conjugar la experiencia del usuario con aquellas cosas que realmente generan aprendizaje efectivo, pues las personas que estudian, necesitan desarrollar nuevas y determinadas capacidades y competencias.

Las competencias digitales docentes en las universidades de modalidad a distancia

“Nosotros nos preocupamos en las competencias digitales de los estudiantes, pero con eso no alcanzaba. Por otro lado, el profesor tiene que asegurar la calidad de los contenidos. Pero en estos tiempos, no solo se tiene que verificar los contenidos a través de excelentes recursos o de determinados objetos de aprendizaje, sino también se debe hacer un trabajo de acompañamiento con el estudiante”. Además, las tecnologías permiten mostrar el comportamiento del grupo, es decir, el docente puede focalizarse en aquellos estudiantes que están en riesgo y puede darles un acompañamiento diferente.

El desempeño del docente dentro de este ecosistema virtual también debe ser entrenado. Es decir, el profesor debe desarrollar la competencia que le permite guiar al alumno en un ambiente virtual y debe entender que es diferente al presencial.

“Generalmente, cuando estamos en un ambiente virtual, asumimos que el docente sabe generar empatía y eso no es necesariamente así. El interés genuino por lo que le pasa el estudiante en diferentes situaciones es vital. Los docentes son capacitados tanto en la etapa de preparación de contenidos (conocer qué recursos tienen, la utilidad de los mismos, los tipos de evaluaciones), como en la etapa del desarrollo de la asignatura”, acota Barrios.

Formación de docentes para el siglo XXI

“Hemos usado nuestro propios recursos y los de la UNESCO, y hemos seguido reinventándonos para capacitar a los docentes. Estuve en la conferencia de Educación Continua Digital (ECD) donde el equipo de la Comunidad Europea presentó los resultados del Marco DigCompEdu, por ello decidimos tomar esa línea pues que cubre muy bien las necesidades e incluye el desarrollo profesional del docente. El pensar que el componente digital está aislado del profesional es una de las disociaciones que no nos ha ayudado a estos enfoques”.

En el caso de la Universidad Continental, hoy apuestan por docentes especialistas que realmente se desarrollen de manera profesional en alguna materia o que trabajen en la industria o empresas. Ello para que ese aprendizaje sea incluído en sus clases para poder tener una experiencia mucho más real con los estudiantes.

El futuro de la educación a distancia en el Perú

La tecnología ha volcado sus esfuerzos en cubrir las necesidades cotidianas. Por ello, Emma Barrios indica que la educación a distancia no solo responde a una demanda de ciudadanos, sino a la del mercado que exige formación a lo largo de la vida y una alternativa es la formación online.

“La educación no solo requiere que el mercado laboral se retroalimente con las competencias digitales que se desarrollan a través de los cursos, sino que además estas se conviertan en requisitos para ejercer determinadas actividades laborales. Muchos países, que tenían grandes infraestructuras de educación pública como en Europa, se están quedando vacías por que las personas prefieren una formación más online”, señala Emma. En todos los países crece la tendencia de programas de carreras universitarias, de posgrado y de formación continua en modalidad virtual.

“Se está viniendo abajo el mito de que se valoraba más la presencialidad, ahora los estudios demuestran que no hay diferencia con la virtualidad. Hasta hace unos años ya te decían que no había mucha diferencia entre egresados de estas dos modalidades. Ahora, los meta-análisis muestran que los estudiantes que estudian en blended learning u online tienen mejores capacidades y competencias”, finaliza Barrios.

 

¿Interesado en más contenido en sobre innovación, tendencias y tecnología educativa? Síguenos en RRSS:

 

Si eres directivo o coordinador en una institución educativa o tienes acceso a una persona con capacidad de decisión. Llena el siguiente formulario y solicita acceso gratuito a nuestra plataforma de aprendizaje digital.