Hablemos de educación: Transformación digital en el aula de clases con Omar Vite

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Existen miles de herramientas digitales para la educación que pueden ser adoptadas en el aula, pero ¿todas ellas persiguen objetivos pedagógicos definidos? En el sexto episodio de HDE, conversamos con Omar Vite, docente de Comunicaciones y Medios Interactivos de la UPC, Magister en Integración e Innovación educativa de TIC’s, quien a través de su experiencia nos cuenta acerca de cómo elegir las herramientas de manera correcta, métodos de aprendizaje adaptativos, entre otros.

¿Quieres escuchar la entrevista?

La innovación educativa, la capacidad de resolver situaciones mediante el uso de la tecnología

Omar Vite se refiere a la innovación educativa como la capacidad de resolver de manera original una necesidad. “En el contexto actual de la educación, es la manera en la que, mediante el uso de la tecnología, se es capaz de resolver o potenciar situaciones en el aula o en el currículo que eventualmente en otras circunstancias hubiesen sido imposibles de realizar”, responde. Uno de los grandes ejemplos de Innovación Educativa es la gestión de datos. “En ese sentido, lo digital nos ofrece una gran cantidad de oportunidades como el desarrollo de la identidad digital en el alumno y retos que en el caso del docente, es el uso que le da a esa información que por un lado es muy rica desde el punto de vista pedagógico, pero a su vez es información sensible”.

Tecnologías aplicadas dentro del aula en clases

“Se pueden integrar otras miles de aplicaciones o recursos. Pero más que el uso de la tecnología en sí, lo más importante es tener en claro cuál es el objetivo pedagógico de cada uno de ellas. La tecnología cumple muy bien su función, por ejemplo, en la búsqueda de información. Ahora es posible acceder a una gran cantidad de información que para mi generación era impensable”, comenta Omar Vite.

Sin embargo, Omar considera que hoy en día el paradigma del docente que lo sabe o conoce todo ya es obsoleto. “Todos los cambios que hay que considerar en ese campo, es el hecho de dejar de pensar en el docente como el “contenedor de contenido” sino pensar en él como “facilitador”, es decir, la persona que es capaz de curar o identificar contenidos válidos, en cómo organizarlos y en cómo sistematizarlos”.

Con la Cuarta Revolución Industrial, los cambios tecnológicos se han dirigido al sector educativa y de esta manera, el rol del docente ha evolucionado en tres tipos:

  • Docente como gestor de la información: Encargado de evaluar y curar contenido.
  • Docente como facilitador: Encargado de operar como un gestor de grupos para el desarrollo del aprendizaje colaborativo.
  • Docente como coach: Encargado de entrenar al estudiante para que se encuentre en condiciones de “aprender a aprender”.

“Lo que ocurre hoy en día es que lo que yo puedo enseñar al inicio de un ciclo, puede ser obsoleto en cuatro o seis meses al final del ciclo” indica Vite. “En ese sentido, de nada sirve que yo como docente quiera transmitir un contenido puntual, si es que el estudiante no está preparado para que por sus propios medios sea capaz de aprender a aprender. A esto se le denomina “Learning Value”, acota.

La evolución de las tecnologías en espacios de aprendizaje y la docencia

Omar Vite menciona que al estudiar Diseño Gráfico, tuvo un acercamiento y uso intensivo de la tecnología. “De alguna u otra manera nos vimos obligados a trabajar con la tecnología, y en el momento que hice paso a la docencia me resultó casi natural tener que seguir interactuando con las computadoras”, comenta. “Una de las cosas que más me ayudó y aprendí en la Facultad de Diseño, es que la metodología que se usa es fundamentalmente colaborativa, es decir, se trabajaba por proyectos. Mientras que en otros contextos como carreras de Humanidades o Letras, se sigue viendo la docencia como el formato de clase Magistral”.

Al llegar la educación virtual al Perú, plataformas como Moodle solo se enfocan en alojar contenido, es decir, el docente tenía que prepararse para cargar todas sus clases presenciales. “Todavía el concepto de diseño instruccional no estaba desarrollado, es decir, aún no teníamos la capacidad para hacer que estas plataformas tributen a los expedientes pedagógicos. Para que esto ocurra, ha tenido que pasar muchísimo tiempo”.

Sin embargo, Omar ha notado que en el caso de los institutos, al tener carreras más cortas, se permitió realizar experimentos con referente a estas plataformas. En el caso de las universidades, “podías crear tus cursos virtualmente pero todavía no se podía decir que las TIC’s ya estaban integradas a la educación”.

En la educación básica ocurre que, por una cuestión generacional, los docentes no están preparados para esta migración digital. “Porque el paso de lo analógico a lo virtual requiere un cambio de paradigma, es decir, la capacidad de readaptarte”.

Recomendaciones para docentes que buscan integrar la tecnología en sus aulas presenciales y virtuales

Omar Vite recomienda cuatro puntos para cualquier docente interesado en integrar tecnologías y herramientas en sus aulas de clase de manera presencial o virtual:

  • Entiende a tus estudiantes: Averigua qué plataformas usan o están moviéndose constantemente.
  • Adopta la humildad intelectual: Entender que en determinadas cosas tus estudiantes van a saber más que tú. Es fundamental tener esa capacidad de cederle la palabra al estudiante en determinados campos en los cuales debes ser consciente de que ellos conocen más del tema. “Por ejemplo, yo en los videojuegos me quedé en el Pacman, sin embargo, ese mundo ha evolucionado. Personalmente, cuando mis estudiantes y yo averiguamos sobre ello, es un momento en el que yo aprendo muchísimo”.
  • Sé curioso sobre nuevos entornos: Más que prohibir y censurar, se debería pensar que la tecnología es un entorno en el cual el docente debería aproximarse con curiosidad y entender que es un medio. Por ejemplo, plataformas como EdPuzzle te permite crear videos interactivos. “Hace poco descubrí Umu, una plataforma de microlearning, que te permite construir microcursos y que además, se integra con el learning analytics. Google Classroom también es una excelente opción para compartir contenido con los alumnos”.
  • Entiende los objetivos pedagógicos de la integración de las TIC: “Se tiene que entender a la tecnología como un recurso, el problema es que todavía no nos encontramos en esa fase, aún no se hace ese cambio de paradigma”. Es decir, no verla como un enemigo, sino como un recurso que va a potenciar tu práctica docente.

El escenario actual nos plantea la adaptación docente a las tecnologías que se mueven en el día a día de los estudiantes, sin perder el ojo en los objetivos pedagógicos. Es momento de abrazar estas tecnologías y dejar de lado el miedo a lo nuevo.

 

¿Interesado en más contenido en sobre innovación, tendencias y tecnología educativa? Síguenos en RRSS:

 

Si eres directivo o coordinador en una institución educativa o tienes acceso a una persona con capacidad de decisión. Llena el siguiente formulario para solicitar acceso gratuito a nuestra plataforma de aprendizaje digital.